Lunes, 05 Febrero 2018 22:56

Lagrimas.

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

Existen muchas causas por las que a veces dejamos que nuestras lagrimas recorran nuestras mejillas, no solo se asomen por nuestros ojos, sino que se hagan incontenibles por momentos que en que nuestras emociones nos juegan una mala pasada.

 

Pueden ser de alegría (no de felicidad porque es más compleja), de  remordimiento, de humillación, de cólera o de tristeza, esta última causa es la que me preocupa en una pequeña amiga a quien dedico esta nota.

 

Podría ser que no estemos conforme con lo que nos pasa, que nuestra tristeza se haya apoderado de nosotros, sin embargo esto no me quepa en la cabeza y mucho menos en la de un cristiano que confía en Dios, que sabe que él nos tiene preparado una ruta por donde seguir y que al final de todo él sabe por qué suceden las cosas.

 

No digo que no llores pequeña princesa, tu padre es un rey, que si lloras de esa manera quizás logres cambiar la decisión que Dios tiene para ti, de darte un mejor futuro o incluso que realice uno de esos extraños milagros donde puedas tener el dinero suficiente para cambiar tu vida y la de quienes más quieres. Dios escucha nuestras oraciones y si son del corazón puede incluso conmoverse, como con ese rey que Dios tenía pensado recoger y sus lágrimas lograron hacer cambiar su decisión.  Además es bueno que llores, no solo lavas tus ojos sino también tus pensamientos y evitas problemas a tu corazón.

 

Pero hoy siento decirte otra cosa, espero me comprendas, te pido que pienses en que nuestro Dios sabe porque te pasan esas cosas, sino estas conforme con tu situación, en realidad estas en contra de lo que Dios tiene preparado para ti, acaso diremos lo bueno que Dios nos da hay que recibirlo y lo malo no. Donde está la lógica de decir somos siervos de Cristo y no aceptar las cosas que él nos da.

 

Tú porque te desesperas, tenéis acaso algo que perder realmente, acaso estas en situación similar al rey Ezequías a quien Dios le había dicho que iba morir, acaso tenéis desconfianza de los planes de Dios, aun si tus padres estuvieran a punto de morir, desconfías de la sabiduría de nuestro Dios, yo te digo ahora seca tus lágrimas y aprovecha tu tiempo para cultivar cosas que  beneficien tu personalidad. Y no te pongas triste no te quejes de lo que Dios ha designado o ha permitido que pase, nosotros no somos nada frente a su magnificencia, Él es todo poder y misericordia.

 

Y si aun con todo esto aún sigues llorando pequeña, no haces mal, quizás solo haya logrado cambiar un poco más tu intención al pedirle a Dios por ti misma… 

Visto 1152 veces
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Ser Cristiano

Para Reflexionar

Animados

LoveRosa

COPYRIGHT © 2016 DAVID HEZRAI RODRIGUEZ VILCA. TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. // Con el compromiso de que sea útil para todos ustedes...